Portada » El trabajo de misionero

El trabajo de misionero

La misión de la Iglesia se va abriendo paso con el correr de los años; y se adapta
a las necesidades de los hombres y mujeres de hoy. Una de las características de
esta primera década del Siglo XXI es, sin duda, las corrientes
migratorias que se han extendido a buena parte del mundo.
Son muchas las personas que por unos motivos o por otros, han tenido que dejar
su tierra para establecerse en otro país.
misioneros
La mayoría se han idoporque en su tierra no tenían expectativas de una vida digna, y
otros porque su vida corría peligro. Un grupo menor han salido de su tierra huy
endo de dificultades personales y familiares.
Esta situación de inmigración se ha dado con mucha rapidez en estos últimos diez
años. España es uno de los países de la Unión Europea donde más ha crecido la
inmigración en los últimos años. Es también España en estosmomentos, el país
más multiétnico de la Comunidad Europea.
La Iglesia no es ajena a esta situación y ha querido ponerse manos a la obra para
salir al paso de esta situación, y lo hace preocupándose por su situación de
abandono y de desorientación por la que pasan muchos inmigrantes.
A la Comunidad Valencia na han llegado muchos con grandes expectativas de
superación. Han llegado de todo el mundo esperando encontrar aquí alivio a su
necesidad para ellos y sus familias, especialmente para los que han quedado en su
patria. Es Valencia, la Comunidad Autonómica donde más ha crecido la
inmigración en los últimos 8 años.
Tanto Caritas de Valencia como la Pastoral de Inmigrantes de la diócesis, están
implicados en ofrecer apoyo y acogida, especialmente a
los cristianos que son la mayoría. Son muchas las parroquias y comunidades religiosas las que ofrecen  orientación y formación de todo tipo alinmigrante, que como tal, está muy
desprotegido en el acceso al trabajo y a la vivienda.
Hoy los misioneros tenemos en Europa un nuevo campo de trabajo entre los
inmigrantes más necesitados. Muchos de ellos han llegado casi sin saber como,
engañados o como producto de las redes mafiosas que se dedican a este comercio
de lo más corrupto.
La misión de la Iglesia pasa hoy por tener una mayor dedicación a estas personas,
cristianas o no. Es uno de los nuevos aspectos de la misión hoy, la atención al
inmigrante que viene de paísesnecesitados, principalmente a los países europeos.